Compartir es vivir

El día del team building

¿Sigues trabajando en una oficina y tienes que pedir un favor a tu compañero de mesa? ¿O estás confinado y es el cumple de tu vecino? ¿Te pillan ataques de hipoglicemia a eso de las cinco?
A estas y otras preguntas responden la recetas de esta sección dedicada a platos ideales para repartir en mono dosis a prueba de COVID.  
La idea es proporcionar recetas que no impliquen el uso de vajilla: se pone el plato en la mesa y “tonto el último”. Además de tener en cuenta las diferentes restricciones dietéticas que pululan en nuestra sociedad hoy en día: que si alergias, intolerancias o veganismos.
En fin, algo que pueda comer todo el mundo sin rompernos la cabeza en hacer versiones para cada uno de nuestros seres queridos. Y, por supuesto, ¡que esté rico!

Subscribir

Si quieres estar informado de nuestras publicaciones suscríbete a nuestro boletín, que lanzaremos en un futuro.

Thank you! Your submission has been received!
Oops! Something went wrong while submitting the form.
April 18, 2021

Tarta de "no ricotta" con yogur y arándanos

Personas
6
Unidades
Tiempo
1
h
15
min
Tarta de "no ricotta" con yogur y arándanos

Uno de mis postres favoritos de siempre es la "crostata di ricotta" una tarta típica italiana que tiene como base una pasta frola y de relleno evidentemente la ricotta: un queso fresco de vaca que se utiliza a menudo en  quiches y postres o para la elaboración de salsas.

Pero ¿cómo transformar un dulce a base de este queso, en vegano? Pues como siempre internet viene en tu ayuda y evidentemente alguien ya había encontrado la respuesta. Mis salvadores han sido los de Vegano Gourmand que emplean ricotta vegana en su receta de "pastiera napoletana". Básicamente se utilizan anacardos centrifugados con una bebida vegetal y azúcar. Probablemente muchos pensarán que estoy en la guardería del mundo vegano y admito que soy una novata, pero cada paso y descubrimiento que doy me llenan de alegría.

Personalmente no tengo ninguna pretensión de hacerme vegana porque considero que lo más importante es saber de donde vienen los alimentos que consumimos. Pero me fascinan las cantidades de cosas que se pueden preparar sin el empleo de alimentos de origen animal y que son igual o más de buenas. La moraleja es que en cocina no se acaba nunca de experimentar y aprender.

Pero lo más importante es que esta tarta ha sido un éxito inesperado y ha gustado a todo el mundo. ¡A ver que os parece!

Ingredientes

Para el relleno:

  • 200gr de anacardos
  • 200gr de almendras
  • 200ml de leche de almendras
  • 200ml de yogur de soja
  • 125gr de arándanos
  • 60gr de azúcar moreno
  • 4gr de agar agar
  • 2 cdas de aceite de coco
  • 1 vaso de agua

Para la base:

  • 50gr de harina de arroz
  • 50gr de harina de avena sin gluten
  • 50gr de maicena
  • 60gr de azúcar
  • 70ml de agua
  • 30ml de aceite de girasol
  • 1/2 sobre de levadura para postres

Elaboración

Preparar la base de la tarta mezclando todos los ingredientes secos. Esparcir trocitos de margarina por encima y amasar con las manos. En un principio se forman migas como si fuera un crumble, pero trabajando más, se consigue una masa homogénea. Formar una bola y guardar en la nevera.

Verter el agua en un cazo pequeño junto con el agar agar. Poner sobre el fuego y con la potencia al mínimo. De vez en cuando mezclar y apagar cuando el agar agar esté totalmente disuelto.  

Mientras tanto preparar el relleno. Colocar los anacardos y las almendras en una jarra americana. Añadir la leche de almendras, los arándanos (reservar unos cuantos para decorar) y el azúcar. Batir a máxima potencia hasta que se haya hecho todo una crema. Poner en un bol y añadir el yogur, el agua con el agagr agar y el aceite de coco (si está en su estado sólido habrá que derretirlo primero).

Untar un molde con cremallera con un poco de aceite. Colocar la masa extendiéndola con los dedos a lo largo de la superficie, hasta los bordes.

Verter la crema y decorar con los arándanos.

Hornear durante unos 30'-40' a 180º.

Notas