Miércoles

El día de los platos que se cocinan solos

Guisos, potajes, sopas y asados son platos de preparación breve y larga cocción. Solo hay que estar al tanto de que no se queme la comida y por eso hay que cocinar a fuego lento y controlar  que los alimentos estén bien hidratados. Mientras tanto puedes atender a tus hijos, planchar, contestar a los mails "pereza" o mirar el capítulo de la serie del momento. Aunque en realidad, para ganar tiempo y tener la noche del martes libre, ya lo preparo el domingo y así tengo este 3x1 que me quita de mucho estrés. Se trata de saberse organizar y sacar tres comidas en una hora y media como mucho. Empiezas por el plato de larga cocción. Cuando esté colocado encima del fuego, pasas a la comida para el lunes, más elaborada pero que estará resuelta a la vez que la otra. Cuando se esté cocinando, preparas la salsa para la pasta del martes. Y ¡voilá trendrás los tres platos listos a la vez!

Subscribir

Si quieres estar informado de nuestras publicaciones suscríbete a nuestro boletín, que lanzaremos en un futuro.

Thank you! Your submission has been received!
Oops! Something went wrong while submitting the form.
August 29, 2021

Sopa fría de pepino y leche de coco

Personas
2
Unidades
Tiempo
h
30
min
Sopa fría de pepino y leche de coco

Aunque ya no hace mucho calor, sigue apeteciendo una sopa refrescante y ligera para comer, que además nos ayuda a evitar una tarde soñolienta frente al ordenador.

Como estaba hasta arriba de gazpachos y salmorejos me he dejado llevar por mi imaginación y creatividad y, aprovechando la temporada alta del pepino, me he sacado de la manga esta sopa que, modestia aparte, ha resultado muy sabrosa. Hablo de mi creatividad cuando en realidad debería admitir que la receta ha sido mero fruto de la necesidad de acabar con "restos de nevera y congelador". Llevo un mes pensando que tengo que descongelar y limpiar el aparato, pero primero necesito agotar su contenido, así que nada mejor que una sopa de inspiración thai, para acabar con los últimos tallos de lemon grass que tengo siempre guardados en el congelador junto con las hojas de lima kaffir (éstas no se acaban nunca, creo incluso que se reproducen), la pasta de guindilla híper mega picante de la tienda india, y el culillo de salsa de pescado que me pedía "cómeme" a gritos.

La elaboración es de lo más sencilla y si vais cortos de algún ingrediente, siempre se puede sustituir por otro: pepino por zanahoria, pak choi por setas y leche de coco por yogur. Eso sí, la triade lima, salsa de pescado y lemon grass es bastante inamovible si queréis una sabor exótico.

Os dejo con la receta. ¡A ver qué os parece!

Ingredientes

  • 1 pepino y medio
  • 1 pak choi
  • 4 tomates cherrys
  • 4 tallos de cebolleta
  • 1 trozo de jengibre fresco
  • 1 bote de leche de coco para cocinar
  • 1 cdta de pasta de guindilla
  • 2 limas
  • 2 hojas de lima kaffir
  • 1 tallo de lemon grass
  • 1 cda de salsa de pescado
  • 1 lt de agua
  • 1 cda de aceite de girasol

Elaboración

Cortar las cebolletas en rodajas, reservando los tallos verdes para después. Pelar y picar el jengibre. Lavar las hojas del pak choi y cortarlas por la mitad.

En una olla, calentar el aceite y agregar la cebolla junto con el jengibre y la pasta de guindilla. Sofreír durante unos 3' y a continuación añadir el pak choi. Cocinar un par de minutos más, mezclando continuamente, y finalmente cubrir con el agua.

Agregar las hojas de lima kaffir, el tallo de lemon grass cortado en tres partes y la salsa de pescado. Tapar y cocinar a fuego lento durante unos 10'.

Mientras tanto pelar el pepino y cortarlo en trozos. Colocarlos en un vaso para batidora junto con un poco del caldo. Procesar hasta que se haga crema y devolverlo a la olla.

Añadir la leche de coco, cocinar unos 5' más y apagar. Dejar enfriar antes de colocar la sopa en la nevera.

Antes de comer, agregar los cherrys y los tallos verdes de la cebolleta cortados en rodajas y el medio pepino cortado en triángulos.

Notas