Miércoles

El día de los platos que se cocinan solos

Guisos, potajes, sopas y asados son platos de preparación breve y larga cocción. Solo hay que estar al tanto de que no se queme la comida y por eso hay que cocinar a fuego lento y controlar  que los alimentos estén bien hidratados. Mientras tanto puedes atender a tus hijos, planchar, contestar a los mails "pereza" o mirar el capítulo de la serie del momento. Aunque en realidad, para ganar tiempo y tener la noche del martes libre, ya lo preparo el domingo y así tengo este 3x1 que me quita de mucho estrés. Se trata de saberse organizar y sacar tres comidas en una hora y media como mucho. Empiezas por el plato de larga cocción. Cuando esté colocado encima del fuego, pasas a la comida para el lunes, más elaborada pero que estará resuelta a la vez que la otra. Cuando se esté cocinando, preparas la salsa para la pasta del martes. Y ¡voilá trendrás los tres platos listos a la vez!

Subscribir

Si quieres estar informado de nuestras publicaciones suscríbete a nuestro boletín, que lanzaremos en un futuro.

Thank you! Your submission has been received!
Oops! Something went wrong while submitting the form.
January 31, 2021

Sopa de pollo con leche de coco

Personas
2
Unidades
Tiempo
h
30
min
Sopa de pollo con leche de coco

Versión simplificada de la clásica Tom kha kai, tanto en tiempo de preparación como en ingredientes. Me he saltado la elaboración del caldo y le falta uno de sus ingredientes principales: la galanga. De hecho, tal como explica la wikipedia, la traducción literaria de Tom kha kai es: sopa galangal de pollo. Así que supongo que este ingrediente debe ser fundamental para preparar la receta al dedillo. El problema es que en mi barrio, en Barcelona, solo la encuentro congelada en los supermercados de productos orientales y no me gusta nada. Al descongelar se queda llena de agua y esponjosa, y pierde casi todo el sabor. Así que o no pongo nada o la sustituyo por jengibre, pero ya no es una Tom kha kai propiamente dicha.

Volviendo a los ingredientes utilizados, las setas son las que tenía por casa (en Tailandia he visto que usan sobre todo champiñón ostra o shitake) y el pimiento es un resto de nevera que no quería que acabara en la basura. Al fin y al cabo la esencia es la misma y aunque la sopa sea un pequeño frankestein, está muy rica.

Si no te quieres quedar corto de ingredientes para cocinar thai, mira cuales son mis básicos pinchando al link.

Ingredientes

  • 1 pechuga de pollo
  • 1 pimiento amarillo
  • 1 bandeja de setas shimeji
  • 1 cebolla
  • 4 dientes de ajo
  • 1 trozo de jengibre de unos 2 cm.
  • 1 tallo de cebolleta
  • 2 cdas de pasta de tomate
  • 2 tallos de lemon grass
  • 3 hojas de lima kaffir
  • el zumo de una lima
  • 2 cdas de salsa de pescado
  • 1 ají, 1 litro y medio de agua
  • 1 bote de leche de coco
  • 1 cda de aceite de girasol
  • unas hojas de cilantro

Elaboración

Procesar en una picadora eléctrica la cebolla, los ajos, el jengibre y el aceite, hasta conseguir una pasta. Cortar el pimiento en dados y el pollo en tiras.

En una olla grande, sofreír la pasta y al rato agregar el pollo y el pimiento. Sazonar con sal y cocinar unos minutos.

Añadir el agua, la leche de coco, la lima kaffir, los tallos de lemon grass cortados en tres partes, la cebolleta cortada en rodajas y el ají.

Cuando llegue a ebullición agregar las setas, el jugo de lima, la salsa de pescado y la pasta de tomate. Cocinar durante unos 10’. Agregar el cilantro antes de servir.

Notas