Jueves

Platos listos en 30' (o menos)

Es miércoles: la parte más dura de la semana está superada y, si no estás confinado, te regalas un afterwork con los colegas o un gimnasio por la tarde.
Pensar en preparar la comida de mañana da mucha pereza, además será jueves y los Glovos van cargados de paellas. La verdad es que el jueves es un buen día para salir a comer y hacer planes para el fin de semana (si la pandemia lo permite).

Igualmente yo algo tengo que escribir, así que si vas mal de pasta, han vuelto a cerrar los restaurantes o simplemente te apetece cocinar algo rico, pues aquí te propongo mis "platos jueves" bajo el lema: cocción rápida y cero stress.

Cocinar al wok, plancha o vapor, recurrir a productos de conserva, emplear cereales para la elaboración de ensaladas... estos y otros truquillos serán los que iré exponiendo en esta sección.

Subscribir

Si quieres estar informado de nuestras publicaciones suscríbete a nuestro boletín, que lanzaremos en un futuro.

Thank you! Your submission has been received!
Oops! Something went wrong while submitting the form.
June 27, 2021

Saganaki de gambas y feta

Personas
2
Unidades
Tiempo
h
30
min
Saganaki de gambas y feta

Lo primero que visualizo cuando pienso a Grecia son su maravilloso mar y su insuperable comida. La cocina griega tiene una tradición milenaria que se basa casi exclusivamente de productos típicos mediterráneos. La primera vez que viajé allí me sorprendió la calidad de los alimentos, siempre frescos y de temporada, hasta en el más humilde de los restaurantes. En aquel entonces era vegetariana, algo poco común en aquella época, y viajar siempre suponía un problema en cuanto a la dieta, básicamente porque en la mayoría de los países fuera de Italia me miraban como si fueras una marciana de orejas verdes (estamos hablando de hace más de veinte años). Pero aquí me di cuenta en seguida de que no tendría problemas: el señor de la taberna, después de un largo silencio (creo que porque no entendía ni papa de inglés), me sonrió, me cogió de la mano y me llevó a la cocina. A través del ancestral lenguaje de los signos entendí que tenía que enseñarle lo que podía comer y lo que no. Y allí es cuando tuve mi primera toma de contacto con el "saganaki".

Hay muchos platos que se definen como “saganaki”. Normalmente suelen ser quesos que se fríen o se asan en la sartén tradicional que se llama “sagani”. En aquel entonces lo que comí fue el queso feta flameado con ouzo (el típico licor griego que se toma como aperitivo o al final de una comida), acompañado por tomatitos y pimiento asados y aceitunas de las buenas. Creo que lloré.
Esta versión de gambas y feta en cambio me la comí en mi último viaje a Grecia, cuando volví ya en modo carnívoro, y creo que volví a llorar.

Aunque no posea el “sagani”,  me he lanzado igualmente en la elaboración del plato, utilizando una olla en hierro que se ha portado igual de bien. Os invito a probarlo ¡está delicioso!

Ingredientes

  • 12 gambas
  • 3 tomates maduros
  • 10 tomates cherrys
  • 100gr de queso feta
  • 1 cebolla
  • 2 ajos
  • sal
  • eneldo al gusto
  • 2 cayenas
  • 4 cdas de AOVE

Elaboración

Pelar las gambas manteniendo las colas intactas.

Picar la cebolla y los ajos y sofreírlos en una olla de hierro con el aceite. Añadir también las cayenas desmenuzadas y cocinar durante un par de minutos con el fuego muy bajo.

Mientras tanto partir los tomates por la mitad y rallarlos descartando la piel. Añadir la pulpa a la olla junto con los tomates cherrys enteros. Sazonar de sal y tapar. Cocinar unos 10’.

Añadir las gambas, cocinar un par de minutos más y apagar.

Encender el horno a 180º en modo grill. Desmenuzar el queso feta con la ayuda de los dedos y distribuirlo entre una gamba y otra.

Hornear durante  unos 5’. Servir el plato con hojas de eneldo fresco por encima.

Notas