Lunes

El día de los platos elaborados

Los lunes son días duros, así que mejor afrontarlos sabiendo que te espera una comida riquísima en el tupper. Por eso los platos del lunes pueden ser más elaborados, ya que se dispone del fin de semana para prepararlos y así, si trabajas fuera de casa, le vas a dar un poco de envidia a tus compis.

Mi momento favorito para dedicarle tiempo a la cocina y a organizar la comida de la semana es el domingo por la mañana. La compra está hecha y ya he tenido el sábado para descansar. Así que me pongo manos a la obra y aprovecho para elaborar grandes bandejas de lasañas, canelones, crepes, al mismo tiempo que albóndigas, burguers o ñoquis.  

Está claro qué rápido no es, pero estos platos están pensados en función de conseguir múltiples raciones que van directas al congelador. Así que en los momentos de más estrés, solo hay que sacar el tupper del congelador.

Subscribir

Si quieres estar informado de nuestras publicaciones suscríbete a nuestro boletín, que lanzaremos en un futuro.

Thank you! Your submission has been received!
Oops! Something went wrong while submitting the form.
January 31, 2021

Polenta con ragú de setas y soja

Personas
6
Unidades
Tiempo
h
50
min
Polenta con ragú de setas y soja

En el norte de Italia el invierno es sinónimo de polenta. Para quien no la conozca, es básicamente el resultado de la cocción de la sémola de maíz con agua. Es un plato muy económico, de orígenes humildes y durante siglos ha alimentado a los italianos más pobres y en numerosas ocasiones sustituía al pan. He de admitir que no soy una mega fan, pero es una óptima alternativa a la pasta y mi intolerancia al gluten lo agradece.... gracias a su sabor "neutro" - se podría afirmar que es insípido - se puede combinar perfectamente con carne, pescado o verduras.

Mi madre la solía cocinar cubierta por una buena salsa de calamares o por un ragú de carne. También solíamos hacer la "polentizza": una pizza con base la polenta y como toppings la típica salsa de tomate con mozzarella y los ingredientes al gusto, como en cualquier otra pizza.

Los más puristas siguen preparándola en el típico "paiolo": una olla de cobre donde hay que hervir el agua y echar muy lentamente (pero que muy lentamente) la harina e ir removiendo sin parar durante 45'. Yo, que no soy nada purista y tengo aprecio a mi hombro, me conformo con una vulgar polenta instantánea, cuya textura es más basta pero muy aceptable. Además, para poder degustar una polenta tierna hay que comerla en el momento y en mi caso eso es casi imposible, ya que raras veces la ceno y a la hora de comer, o estoy en el estudio o trabajando en casa, sin tener tiempo para prepararla. Así que la suelo cocinar por la noche y la guardo en un contenedor de vidrio en la nevera. Puede durar así unos días y se puede reutilizar cortándola en trozos y pasándola por la sartén o el horno.

Ingredientes

  • 300gr de polenta instantanea
  • 150gr de soja texturizada
  • 200gr de trompetas de la muerte
  • 150 gr de setas de cardo
  • 1 bote de tomate triturado
  • 1 zanahoria
  • 1 cebolla
  • 3 ramas de tomillo
  • 1 chorro de vino tinto
  • 2 cdas de aceite de oliva

Elaboración

Poner en remojo la soja con agua.

Mientras tanto picar la cebolla y la zanahoria y sofreírlas en una olla con aceite. Cuando la cebolla esté dorada, añadir el vino y dejar cocinar con el fuego algo vivo durante un minuto.

Añadir la soja texturizada, el tomillo, y la salsa de tomate. Sazonar con sal y tapar. Cocinar durante unos 20' a fuego lento.

Cocinar la polenta según las instrucciones del paquete y a continuación verterla en una bandeja para horno. Nivelar bien y dejar enfriar.

Limpiar las setas y cortar por la mitad las más grandes. Añadir al ragú y cocinar unos 15' más.

Cortar la polenta en rectángulos y cubrir con el ragú.

Notas