Compartir es vivir

El día del team building

¿Sigues trabajando en una oficina y tienes que pedir un favor a tu compañero de mesa? ¿O estás confinado y es el cumple de tu vecino? ¿Te pillan ataques de hipoglicemia a eso de las cinco?
A estas y otras preguntas responden la recetas de esta sección dedicada a platos ideales para repartir en mono dosis a prueba de COVID.  
La idea es proporcionar recetas que no impliquen el uso de vajilla: se pone el plato en la mesa y “tonto el último”. Además de tener en cuenta las diferentes restricciones dietéticas que pululan en nuestra sociedad hoy en día: que si alergias, intolerancias o veganismos.
En fin, algo que pueda comer todo el mundo sin rompernos la cabeza en hacer versiones para cada uno de nuestros seres queridos. Y, por supuesto, ¡que esté rico!

Subscribir

Si quieres estar informado de nuestras publicaciones suscríbete a nuestro boletín, que lanzaremos en un futuro.

Thank you! Your submission has been received!
Oops! Something went wrong while submitting the form.
August 15, 2021

Pastel de calabacín

Personas
6
Unidades
Tiempo
h
40
min
Pastel de calabacín

Calabacines se encuentran todo el año, pero en verano es cuando da verdaderamente gusto cocinarlos, sobretodo si llegan directamente de la huerta de tu colega. Desde luego es una de mis verduras favoritas no sólo por el sabor, sino también por su gran versatilidad: pastas, sopas, ensaladas, verduras rellenas y quiches son algunos de platos que se pueden elaborar con esta maravillosa hortaliza.

Hoy me he decantado por un pastel se le podría llamar también semi brioche salado, ya que emplea los mismo ingredientes de un brioche adquiriendo así esa textura tierna y esponjosa que es propia de este manjar. Eso sí, para que fuera totalmente vegano he tenido que substituír los huevos por aquafaba: el líquido que se obtiene de cocer las legumbres (yo he utilizado directamente el líquido de gobierno de un bote de garbanzos). La proporción que he utilizado es de 50ml de aquafaba por 1 huevo. Así que si no os interesa que la receta sea vegana, podéis utilizar 4 huevos.

El pastel se puede adaptar a cualquier verdura, así que según la temporada, en lugar del calabacín, se pueden emplear alcachofas, espárragos, espinacas, puerros, calabaza entre otras.

¡Espero que os guste!

Ingredientes

  • 1 calabacín
  • 1 puerro
  • 200ml de aquafaba
  • 100ml de bebida de avena
  • 60ml de aceite de oliva
  • 100gr de harina de trigo sarraceno
  • 1 sobre de levadura
  • unas hojas de menta
  • eneldo
  • sal y pimienta

Elaboración

Cortar el puerro en rodajas y el calabacín en triángulos. Utilizar una mandolina para que salgan bien finos.

En una sartén calentar una cucharada de aceite y añadir las verduras. Sazonar con sal y pimienta y tapar. Cocinar a fuego medio/bajo durante unos 15’ y dejar enfriar.

Mientras tanto preparar la masa: en un bol, mezclar la harina con la levadura y añadir una pizca de sal. Agregar la bebida de avena y el aceite y mezclar con la ayuda de una batidora, teniendo cuidado de que no se hagan grumos. En un recipiente de vidrio verter el aquafaba y batirla hasta que se monte a nieve, como si fuera las clara de un huevo. Agregarla al bol y mezclar suavemente. Añadir también las verduras, la menta y el eneldo picados.

Forrar un molde rectangular con papel de horno, verter la masa y nivelar bien. Hornear a 180º durante unos 25’.

Notas