Martes

El día de la pasta

¿Por qué los martes son los días de la pasta? Porque el domingo, mientras cocino la comida para el lunes, preparo también una salsa y así al día siguiente me puedo ir al cine, que es el día del espectador, (COVID permitiendo).

Si te la llevas en el tupper, hay que tener en cuenta unas normas generales: la pasta se cocina la misma mañana del martes, mientras te preparas el desayuno. Comida de un día para otro, solo se acepta si transformada en tortilla.

Tiene que ser pasta corta, a menos que no te guste el efecto ladrillo que se puede apreciar al sacar unos espaguetis de un tupper.

Cuando llegues a la oficina no la pongas en la nevera porque se pone tiesa y seca. La pasta puede aguantar tranquilamente estas 6 horas que te separan de la comida.

Para que se quede al dente, hay que hervirla unos tres minutos menos de lo que se indica en el envoltorio, ya que seguirá cocinándose mientras se calienta en el microondas.

Subscribir

Si quieres estar informado de nuestras publicaciones suscríbete a nuestro boletín, que lanzaremos en un futuro.

Thank you! Your submission has been received!
Oops! Something went wrong while submitting the form.
July 11, 2021

Pasta con judías verdes

Personas
2
Unidades
Tiempo
h
30
min
Pasta con judías verdes

Una receta de pasta típica del sur Italia y más específicamente de la región Apulia, de donde es originaria mi madre. He de admitir que cuando era pequeña este plato no me gustaba nada y, muy a mi pesar, era bastante recurrente en verano. Supongo que mi rechazo tenía que ver con el método de cocción.

En la receta original las judías se suelen hervir enteras y junto con la pasta, que a posteriori se condimenta con el aceite, el queso y una salsa de tomate. La consecuencia, desde mi humilde opinión, es una bola de pasta y judías en la boca difícil de ingerir. Con el tiempo he descubierto que ligando de otra manera los ingredientes puede ser un plato excelente y muy sabroso.

En primer lugar prefiero cortar las judías en lugar de dejarlas enteras, justo para no evitar un atragantamiento indeseado. En segundo lugar, me gusta previamente darle sabor a las judías salteándolas con ajo y posiblemente con unas anchoas, que le dan un toque más fuerte a la pasta. Por último, evito utilizar espaguetis. Aunque sea el formato de pasta típico, prefiero algo más "manejable", sobretodo si me tengo que llevar la comida al trabajo.

Un último apunte sobre el queso. En realidad se debería utilizar el "cacio ricotta" o "ricotta salada", pero aquí en España no es tan fácil de encontrar. Un buen sustituto para mí es el "pecorino" (queso curado de leche de oveja), que es mucho más factible de conseguir. Y si no, a malas, siempre queda el parmesano de toda la vida.

Os dejo con la receta, ¡espero que os guste!

Ingredientes

  • 200gr de judías verdes
  • 8 tomates cherry
  • 2 dientes de ajo
  • 2 anchoas (opcional)
  • 2 cdas de pecorino o parmesano
  • 2 cdas de AOVE
  • sal y pimienta

Elaboración

Limpiar las judías verdes quitando los dos extremos y luego lavarlas bien. Cocinarlas al vapor durante unos 5'. Tienen que quedar crujientes.

Picar el ajo y sofreírlo en una sartén con el aceite y las anchoas. Agregar las judías verdes cortadas en tres partes y saltear durante un par de minutos.

Cortar los cherrys en cuartos y agregarlos a la sartén. Si fuera necesario, añadir un poco de agua, tapar y dejar cocinar a fuego lento.

Mientras tanto cocinar la pasta y agregarla a la sartén junto con el queso. Mantecar durante un minuto y servir.

Notas