Martes

El día de la pasta

¿Por qué los martes son los días de la pasta? Porque el domingo, mientras cocino la comida para el lunes, preparo también una salsa y así al día siguiente me puedo ir al cine, que es el día del espectador, (COVID permitiendo).

Si te la llevas en el tupper, hay que tener en cuenta unas normas generales: la pasta se cocina la misma mañana del martes, mientras te preparas el desayuno. Comida de un día para otro, solo se acepta si transformada en tortilla.

Tiene que ser pasta corta, a menos que no te guste el efecto ladrillo que se puede apreciar al sacar unos espaguetis de un tupper.

Cuando llegues a la oficina no la pongas en la nevera porque se pone tiesa y seca. La pasta puede aguantar tranquilamente estas 6 horas que te separan de la comida.

Para que se quede al dente, hay que hervirla unos tres minutos menos de lo que se indica en el envoltorio, ya que seguirá cocinándose mientras se calienta en el microondas.

Subscribir

Si quieres estar informado de nuestras publicaciones suscríbete a nuestro boletín, que lanzaremos en un futuro.

Thank you! Your submission has been received!
Oops! Something went wrong while submitting the form.
August 29, 2021

Pasta con calabacín, gambas y almendras

Personas
2
Unidades
Tiempo
h
30
min
Pasta con calabacín, gambas y almendras

Siempre que voy de viaje elijo el lugar en función de lo que me pueda ofrecer a nivel de naturaleza, cultura y, có  mo no, gastronomía. Por eso el avión me suele llevar a Asia: mi destino favorito y sinónimo de "Bueno, Bonito y Barato". Pero este verano seguimos de pandemia, y el "BBB" lo he tenido que buscar en tierras europeas, en mi caso podría decir nacionales, ya que me he reunido con mi familia en Italia y nos hemos encontrado en Sicilia: un lugar maravilloso que siempre había pisado por trabajo, pero nunca de vacaciones y relax. Bueno... relax no mucho. Hacer el turista a 40º no es muy relajante en realidad, pero me quedo con el recuerdo de unos pueblos de encanto, unos paisajes impresionantes y, como no, de una deliciosa comida.  

Este plato de pasta se inspira en uno que comí en un restaurante en Catania. La receta la he recostruído en base al recuerdo, ya que cuando la pedí al chef, él se limitó a sonreírme dándome las gracias. De todas formas creo que están todos los ingredientes empleados, menos las almejas que en el mercado estaban caras y he pasado de ellas. Definitivamente no podían faltar las almendras que, junto con los pistachos, son de los frutos secos más utilizados en la gastronomía siciliana, tanto para la elaboración de recetas dulces como saladas. De hecho es bastante común también, hacer una picada a base de almendras o pistachos, alguna hierba fresca y, en algunas ocasiones, pan rallado, y con eso rellenar carnes, verduras o pescado. En la pestaña del jueves podéis consultar la receta de los rollitos rellenos de pistachos.

¡Buon appetito!

Ingredientes

  • 1 calabacín
  • 8 gambas
  • 8 tomates cherrys
  • media cebolla
  • 1 puñado de almendras
  • 2 ramas de eneldo
  • 1 chorro de vino blanco
  • 2 cdas de AOVE
  • sal y pimienta

Elaboración

Picar la cebolla y sofreírla en una sartén con una cucharada de aceite.

Cortar los cherrys en rodajas y el calabacín por la mitad. Después, con la ayuda de una mandolina, cortarlo en láminas finas. Agregar las verduras a la sartén y sazonar con un poco de sal. Mezclar bien y tapar. Cocinar durante unos 10' a fuego lento.

Pelar las gambas y quitarles las cabezas. Calentar una cucharada de aceite en una sartén y colocar las gambas. Verter el vino blanco, subir el fuego y tapar. Apagar al cabo de 30", para que las gambas no se cocinen demasiado.

Mientras se cocine la pasta, tostar las almendras de lado a lado en una sartén. A continuación ponerlas en una picadora eléctrica junto con el eneldo y procesar.

Mezclar la pasta con la salsa de calabacín, añadir las gambas, junto con un par de cucharadas del líquido que se haya soltado en la sartén, y esparcir por encima una cucharada de la picada de almendras y eneldo.

Notas