Mi despensa

Muchas veces consultamos una receta, constatamos que no tenemos la mayoría de los ingredientes y pasamos a otra cosa (un clásico es que seas de domingo y con todo cerrado). Claro está que cada uno tendrá sus ingredientes recurrentes y mis costumbres no coinciden con las de todo el mundo, pero si vas a seguir mi blog (espero que sí) en este apartado podrás consultar cuales son mis imprescindibles fondos de armario, nevera y congelador. Básicos para cocinar chino o hindú, utensilios para facilitar el trabajo entre fogones, hasta salsas y aliños que está siempre bien tener guardados en la nevera o en el congelador para unas cenas improvisadas.  En fin, mi pequeño almacén en el caso de que mañana llegue la tan esperada invasión zombis. ¡Espero que os pueda ser útil!

Subscribir

Si quieres estar informado de nuestras publicaciones suscríbete a nuestro boletín, que lanzaremos en un futuro.

Thank you! Your submission has been received!
Oops! Something went wrong while submitting the form.
December 20, 2020

Mis rellenos de raviolis favoritos

Personas
Unidades
Tiempo
h
min
rellenos para raviolis

Lo más importante de una pasta rellena es su relleno. Esta obviedad que acabo de decir quiere simplemente subrayar el hecho de que para este tipo de pasta no hace falta crear salsas rebuscadas, ya que el paladar tiene que concentrarse únicamente el relleno. Por eso los típicos aliños para raviolis o tortellini son muy sencillos: mantequilla, parmesano y salvia, una muy básica salsa de tomate o incluso un caldo.  Y para que el relleno tome aún más importancia, a mí personalmente me gusta hacer poca pasta, pero grande y bien rellenita, y así de paso, trabo menos.
Pues aquí van mis top 5, ¡a ver qué os parecen!

Alcachofas y menta: saltándome alegremente purismos gastronómicos, para preparar este relleno utilizo los corazones de alcachofas congelados. Los salteo con ajo picado y cuando están bien tiernos los pongo en una picadora eléctrica junto con la menta y un poco de sal hasta conseguir una masa compacta.

Gambas y pistachos: cortar las gambas en trozos muy pequeños y saltearlas con ajo picado y un poco de vino blanco. Sazonar con sal y pimienta y dejar enfriar. Procesar los pistachos en una picadora eléctrica y amalgamárlos con las gambas.

Berenjena, aceitunas y albahaca: asar la berenjena al horno. Escurrirla del agua en exceso y machacarla con la ayuda de un cuchillo. Sazonar con sal y añadir las aceitunas picadas y albahaca al gusto.

Calabacín, ricotta y eneldo: cortar el calabacín en medias lunas muy finas y saltearlo con cebolla picada. Cuando esté cocido, quitar el agua en exceso, sazonar con sal y mezclar con ricotta y eneldo.

Boniato y roquefort: cortar el boniato en cubos pequeños y estofarlo con cebolla picada y nuez moscada. Cuando esté cocido añadir el roquefort y, si os apetece, unas nueces trituradas.

Ingredientes

Elaboración

Notas