Mi despensa

Muchas veces consultamos una receta, constatamos que no tenemos la mayoría de los ingredientes y pasamos a otra cosa (un clásico es que seas de domingo y con todo cerrado). Claro está que cada uno tendrá sus ingredientes recurrentes y mis costumbres no coinciden con las de todo el mundo, pero si vas a seguir mi blog (espero que sí) en este apartado podrás consultar cuales son mis imprescindibles fondos de armario, nevera y congelador. Básicos para cocinar chino o hindú, utensilios para facilitar el trabajo entre fogones, hasta salsas y aliños que está siempre bien tener guardados en la nevera o en el congelador para unas cenas improvisadas.  En fin, mi pequeño almacén en el caso de que mañana llegue la tan esperada invasión zombis. ¡Espero que os pueda ser útil!

Subscribir

Si quieres estar informado de nuestras publicaciones suscríbete a nuestro boletín, que lanzaremos en un futuro.

Thank you! Your submission has been received!
Oops! Something went wrong while submitting the form.
November 19, 2020

Mis ingredientes básicos para cocinar chino

Personas
Unidades
Tiempo
h
min
Mis ingredientes básicos para cocinar chino

Advierto que nunca he viajado al Catay de invitada especial y experta en gastronomía china a la Fuchsia Dunlop. Simplemente soy una gran fan de esta comida y usuaria semanal de restaurantes chinos para chinos. Dicho esto, no hace falta ser ninguna experimentada chef del lejano oriente para saber cuales son los ingredientes más comunes de su gastronomía. Ya con solo leer una receta y bajar algún que otro santo del cielo por cada ingrediente que no tenía, me hizo entender que mal no hace tener siempre a la mano estos fondos de despensa y nevera indispensables para elaborar exquisiteces orientales.

¡Así que aquí van mis top 15!

Salsa de soja: no necesita casi explicación, cualquiera tiene un bote, aunque pequeño, en su nevera. En los grandes supermercado chinos puede haber un pasillo entero dedicado solo a la salsa de soja. Supongo que varía según el país de origen y el nivel de fermentación que se le da a la soja. Yo al final me quedo con la botella que lleva el packaging más molón. Eso sí, me decanto siempre por alguna marca japonesa, ya que no quiero caer en el error de comprar la temida salsa sintética china, rica en colorantes y endulzantes.  

Salsa de ostras: muy densa y viscosa; prácticamente la base de cualquier guiso o salteado chino. Parece ser que de ostras tiene bien poco, pero la textura que le da a los platos no se la quita nadie.

Aceite de sésamo: aquí también hay variedades por un tubo. A mí me encanta el tostado. Le da un toque especial sobretodo a las sopas.

Aceite con chile: si os gusta el picante, allá vosotros y que la fuerza os acompañe.

Vino de arroz: para darle un toque dulzón a los platos, ya sean sopas, guisos o salteados. Es similar al sake japonés.

Toban djan: salsa de judías negras fermentadas. Según la marca puede ser bastante picante y salada, así que aconsejo probarla antes y tener cuidado con no exceder en su uso. Se puede utilizar para marinar carnes o para darle un toque picante a un wok.

Tofu: o sea cuajada de soja. Puede ser blando (típico del Japón) o firme (más propio de la gastronomía china). Además de poder estar frito, ahumado o al natural.

Brotes de bambú: se compran en conserva al natural o aliñados en salsa picante. Ideales para un salteado de verduras al wok, como relleno de dumplings o empleados en sopas.

Maicena: imprescindible para darle aquella consistencia espesas tan típica de las sopas y de los guisos.

Anís estrellado: tengo que admitir que más que su sabor, me gusta su aspecto de especie que llega de Marte. Yo lo uso sobretodo en las sopas, lo ato en plan bolsita de té, y lo retiro cuando noto que ya ha desprendido suficiente aroma.

Masa de wonton: se vende congelada en paquetes de 50 láminas. Las rellanas con lo que más te apetezca y echas los wonton en una sopa o lo fríes con ganas.

Shitakes: hoy en día, es de lo más común encontrarlos frescos en cualquier supermercado. En las tiendas especializadas se pueden comprar secos, en bolsas formato familia numerosa. Ideales para ser empleados en sopas o salteados al wok.

Fideos: pueden ser de arroz o de trigo elaborados con o sin huevo (vaya, como la pasta de toda la vida). Gordos, finos, planos. ¡Hay para elegir!

Cilantro: uno de los "topping" más comunes de las sopas chinas o salteados chinos.

Jengibre: último, pero no menos importante. De hecho, todo lo contrario. No existe plato chino sin jengibre. No habré viajado allí pero sí he vivido con una chica china y me di cuenta de la importancia de este ingredientes cuando acabé comiendo chips caseras de jengibre frito, mirando una película de kung fu. Hay que decir que lloraba más por lo fuerte, que por lo bueno que estaba.

Ingredientes

Elaboración

Notas