Miércoles

El día de los platos que se cocinan solos

Guisos, potajes, sopas y asados son platos de preparación breve y larga cocción. Solo hay que estar al tanto de que no se queme la comida y por eso hay que cocinar a fuego lento y controlar  que los alimentos estén bien hidratados. Mientras tanto puedes atender a tus hijos, planchar, contestar a los mails "pereza" o mirar el capítulo de la serie del momento. Aunque en realidad, para ganar tiempo y tener la noche del martes libre, ya lo preparo el domingo y así tengo este 3x1 que me quita de mucho estrés. Se trata de saberse organizar y sacar tres comidas en una hora y media como mucho. Empiezas por el plato de larga cocción. Cuando esté colocado encima del fuego, pasas a la comida para el lunes, más elaborada pero que estará resuelta a la vez que la otra. Cuando se esté cocinando, preparas la salsa para la pasta del martes. Y ¡voilá trendrás los tres platos listos a la vez!

Subscribir

Si quieres estar informado de nuestras publicaciones suscríbete a nuestro boletín, que lanzaremos en un futuro.

Thank you! Your submission has been received!
Oops! Something went wrong while submitting the form.
September 26, 2021

Merluza al horno con calabacín

Personas
2
Unidades
Tiempo
h
35
min
Merluza al horno con calabacín

La merluza al horno es una de esas recetas sabrosas y sencillas que se preparan en un momento y sin afanes innecesarios. Es un pescado que suelo comer sobre todo para cenar, ya que llena lo suficiente, pero sin sentir pesadez. En esta ocasión he cocinado doble ración pensando en el tupper de mañana. Agregando algo de arroz u otro cereal, se convierte en una comida completa y a la vez saludable.

La merluza es un pescado que procuro tener siempre como fondo de congelador. La suelo comprar entera en el mercado, ya que sale más barata y, a menos que no tenga una receta clara en la cabeza, siempre pido que me la corten en lomos sin espinas, que encuentro más versátiles a la hora de decidir qué cocinar. Se prestan muy bien para ser cocinados al vapor (la merluza cortada en rodajas en cambio se queda raquítica), pero también son ideales para la elaboración de albóndigas o de un simple guiso. Una vez en casa, los congelo por separado, en prácticas porciones individuales.

En cuanto a la receta, he utilizado el calabacín y el tomate para que el tiempo de elaboración fuera lo más rápido posible, ya que tienen el mismo tiempo de cocción de la merluza. Así he podido colocar en la bandeja todos los ingredientes a la vez, encender el horno y olvidarme. Además tanto el calabacín como el tomate desprenden mucha agua y de esta manera la merluza se ha mantenido tierna e hidratada hasta el día siguiente.

Os dejo con la receta ¡enjoy!

Ingredientes

  • 2 lomos de merluza
  • 1 calabacín
  • 1 tomate
  • 1 diente de ajo picado
  • 1 cdta de orégano
  • sal
  • AOVE

Elaboración

Cortar el calabacín en láminas gruesas y alinearlas en una bandeja para horno untada de aceite. Dependiendo de la bandeja que vayáis a utilizar, necesitaréis más o menos láminas.

Cortar el tomate en rodajas y colocarlo encima del calabacín. Distribuir por encima la mitad del ajo picado y sazonar con un poco de aceite, sal y orégano. Añadir los lomos de merluza y repetir la operación.

Cortar en trozos pequeños el calabacín que ha sobrado y distribuirlo por encima de la merluza. Aliñar con un poco más de aceite y hornear durante unos 20' a 180º.

Notas