Lunes

El día de los platos elaborados

Los lunes son días duros, así que mejor afrontarlos sabiendo que te espera una comida riquísima en el tupper. Por eso los platos del lunes pueden ser más elaborados, ya que se dispone del fin de semana para prepararlos y así, si trabajas fuera de casa, le vas a dar un poco de envidia a tus compis.

Mi momento favorito para dedicarle tiempo a la cocina y a organizar la comida de la semana es el domingo por la mañana. La compra está hecha y ya he tenido el sábado para descansar. Así que me pongo manos a la obra y aprovecho para elaborar grandes bandejas de lasañas, canelones, crepes, al mismo tiempo que albóndigas, burguers o ñoquis.  

Está claro qué rápido no es, pero estos platos están pensados en función de conseguir múltiples raciones que van directas al congelador. Así que en los momentos de más estrés, solo hay que sacar el tupper del congelador.

Subscribir

Si quieres estar informado de nuestras publicaciones suscríbete a nuestro boletín, que lanzaremos en un futuro.

Thank you! Your submission has been received!
Oops! Something went wrong while submitting the form.
December 7, 2020

Lasaña de calabacín

Personas
3
Unidades
Tiempo
h
45
min
lasaña de calabacín

El concepto de lasaña se puede aplicar a cualquier alimento de tamaño similar y que se adapte a ser apilado y cocinado en el horno. En estos términos el ejemplo más claro es la famosa parmigiana de berenjenas. Pero también se pueden utilizar otras verduras como calabacines, pimientos e hinojos, o incluso pescado cortado en filetes. La ventaja sigue siendo la misma que las lasañas: ya que te mojas, mójate del todo y prepara una bandeja formato "familia numerosa", para guardar raciones en el congelador.

Esta receta es especialmente fácil y mucho más rápida de hacer que una lasaña de pasta: todos los ingredientes se ponen en crudo en la bandeja de horno y eso concentra el tiempo de preparación del plato en tan sólo 15 minutos. El resto es horno así que, a parte de echarle de vez en cuando un ojo al niño, nuestro esfuerzo es casi nulo.

Un consejo: considerando que el 95% de un calabacín es agua (me he informado), es mejor cortar las lonchas bastante gruesas. Si no, te puedes llevar la sorpresa de encontrarte con un "bikini" de calabacín (o "mixto" según desde donde me leas) al abrir el horno. Parece que no, pero se reduce prácticamente a la mitad, así que apilad sin miedo las lonchas, hasta un poco más arriba del borde de la bandeja.

Ingredientes

  • 3 calabacines grandes
  • 100gr de jamón dulce
  • 1 cebolla dulce
  • 150gr de queso feta
  • pecorino rallado (o parmesano)
  • aceite de oliva

Elaboración

Untar con aceite una bandeja para horno y cubrir con una capa de calabacín cortado en tiras longitudinales de unos 2mm de espesor.

Espolvorear con el pecorino rallado, una pizca de sal y colocar una capa de jamón. Volver a repetir la acción, pero esta vez, en lugar del jamón poner el queso feta desmigado. Volver a repetir lo mismo hasta acabar con los ingredientes. Cubrir la última capa con una buena rallada de queso.

Hornear durante 30’ a 180°.

Notas