Lunes

El día de los platos elaborados

Los lunes son días duros, así que mejor afrontarlos sabiendo que te espera una comida riquísima en el tupper. Por eso los platos del lunes pueden ser más elaborados, ya que se dispone del fin de semana para prepararlos y así, si trabajas fuera de casa, le vas a dar un poco de envidia a tus compis.

Mi momento favorito para dedicarle tiempo a la cocina y a organizar la comida de la semana es el domingo por la mañana. La compra está hecha y ya he tenido el sábado para descansar. Así que me pongo manos a la obra y aprovecho para elaborar grandes bandejas de lasañas, canelones, crepes, al mismo tiempo que albóndigas, burguers o ñoquis.  

Está claro qué rápido no es, pero estos platos están pensados en función de conseguir múltiples raciones que van directas al congelador. Así que en los momentos de más estrés, solo hay que sacar el tupper del congelador.

Subscribir

Si quieres estar informado de nuestras publicaciones suscríbete a nuestro boletín, que lanzaremos en un futuro.

Thank you! Your submission has been received!
Oops! Something went wrong while submitting the form.
April 11, 2021

Fregola sarda con sepia y alcachofas

Personas
4
Unidades
Tiempo
h
40
min
Fregola sarda con sepia y alcachofas

La fregola es un tipo de pasta típico de la cocina regional de la Cerdeña (Italia) y que se puede encontrar en cualquier tienda de productos italianos. Tiene una forma parecida a la del cuscús, pero los granos son más grandes. En mi casa era un clásico de domingo, así que si tenéis invitados es una alternativa original a la paella. En estas comilonas domingueras yo siempre aprovecho  para añadir al menos una porción más y así guardarme un tupper para el lunes antes de que los buitres se lo cepillen todo.

Mi método de cocción de la fregola es parecido al de un "risotto", o sea que la cocino sumergida en un caldo y mezclando frecuentemente ya que tiene tendencia a pegarse a la olla. La verdad que no sé si esta es la manera correcta, pero así obtengo una consistencia cremosa que me gusta mucho. Además hay que tener en cuenta que este tipo de pasta absorbe muchísimo líquido y como me despiste me voy a encontrar un ladrillo en la olla. Así que mejor no escatimar con el caldo.

Para acabar, sólo decir que la manera más común de cocinarla es con marisco pero, como pasa con las paellas o los "risotti", cada uno al final le puede poner lo que más le apetezca. En este caso he utilizado sepia y alcachofas que, desde mi humilde opinión, son una pareja perfecta.

Ingredientes

Elaboración

  • 4 tazas de café de fregola
  • 300gr de sepia
  • 2 de alcachofas
  • 4 gambas
  • 1 cebolla
  • 1 limón
  • 1 lt y medio de caldo de verduras
  • unas hojas de menta
  • 1 chorro de vino blanco
  • sal
  • 2 cdas de AOVE

Notas

Preparar sepia y alcachofas: limpiar y cortar la sepia en trozos del mismo tamaño y reservar. Limpiar las alcachofas cortando las puntas y quitando las hojas externas más duras. Cortar cada una en seis gajos y guardarlos en un bol con agua y el zumo de medio limón.

Picar muy finamente la cebolla y sofreírla en una olla con el aceite. Cuando esté dorada agregar la sepia, mezclar y a continuación añadir el vino y dejar cocinar con el fuego algo vivo durante un minuto. Bajar el fuego al mínimo y añadir las alcachofas junto con la fregola. Sazonar con sal y verter el caldo. Mezclar y tapar.

Cocinar durante unos 20', teniendo cuidado de mezclar cada 3', para que la fregola no se pegue a la olla, como si se tratara de un risotto. Si la fregola absorbiera todo el caldo antes de cocinarse, añadir un poco más de agua.

Emplatar añadiendo unas hojas de menta y unas gotas de limón. Marcar las gambas en una plancha bien caliente y agregar al plato. Servir de inmediato.