Viernes

Cuando no hay tiempo (y la nevera llora)

Llega el viernes y solo quieres que se acabe la semana. Salen moscas de la nevera y lo más probable es que a la hora de comer te pidas un Glovo. Mi propósito aquí es sugerir recetas que se puedan hacer, la misma mañana antes de ir a trabajar, que sea la oficina o el salón de casa.

Ensaladas de pasta, arroz o verduras, son recetas que se pueden hacer mientras preparamos el desayuno.

Por otro lado nos encontramos con la nevera llena de sobras y antes de tirar comida, mejor reciclarla. Como dicen las abuelas: ¡de los restos salen siempre las mejores recetas!.

Por último, si te olvidaste de poner el despertador y el tiempo se te viene encima, tendrás unas opciones de platos que se puedan armar comprando provisiones de camino al trabajo.

Subscribir

Si quieres estar informado de nuestras publicaciones suscríbete a nuestro boletín, que lanzaremos en un futuro.

Thank you! Your submission has been received!
Oops! Something went wrong while submitting the form.
June 13, 2021

Ensalada de pollo asado con hinojo y naranja

Personas
2
Unidades
Tiempo
h
20
min
Ensalada de pollo asado con hinojo y naranja

Comer pollo asado es una actividad típica dominguera, pero también es una buena manera de solucionar una cena rápida y económica un día entre semana. Bien hecho y acompañado por unas buenas verduras, a mí me sabe simplemente a gloria.

El problema está cuando llega la mítica pregunta, ¿muslo o pechuga? Creo ser la única persona al mundo que le da absolutamente igual, o incluso me decanto más por la pechuga, pero por norma general todo el mundo prefiere muslo y no cuento las veces de estar al borde de amistades rotas. La solución es comprar doble ración de pollo y reciclar la pechuga que inevitablemente sobra, para una ingeniosa receta como esta ensalada. ¡Os aseguro que es una verdadera delicia!

Aprovechando la última tanda de naranjas sanguinas de Valencia he conseguido que hasta una áspera y seca pechuga de pollo de dos días fuera tierna y sabrosa. Me preparé el plato por la mañana antes de ir a trabajar y, como la naranja sanguina es muy jugosa, tanto el hinojo (cortado muy fino) como el pollo, se han impregnado durante toda la mañana de su zumo. Además, el contraste entre los dátiles y el zumo de limón, ha dado un toque agridulce y un sabor único al plato.

¡Os invito a probarla!

Ingredientes

  • 1 pechuga de pollo asado
  • 1 hinojo
  • 2 dátiles
  • 1 naranja sanguina
  • el zumo de 1 limón
  • sal y pimienta
  • 2 cdas de AOVE

Elaboración

Con la ayuda de una mandolina cortar el hinojo en láminas finas. Aliñar enseguida con el zumo de limón (para que no ennegrezca), una cucharada de aceite, una pizca de sal y reservar.

Cortar la pechuga de pollo y los dátiles en tiras, la naranja en rodajas.

Juntar todos los ingredientes en un bol y aliñar con otra cucharada de aceite, un poco más de sal y una espolvoreada de pimienta negra.

Notas