Miércoles

El día de los platos que se cocinan solos

Guisos, potajes, sopas y asados son platos de preparación breve y larga cocción. Solo hay que estar al tanto de que no se queme la comida y por eso hay que cocinar a fuego lento y controlar  que los alimentos estén bien hidratados. Mientras tanto puedes atender a tus hijos, planchar, contestar a los mails "pereza" o mirar el capítulo de la serie del momento. Aunque en realidad, para ganar tiempo y tener la noche del martes libre, ya lo preparo el domingo y así tengo este 3x1 que me quita de mucho estrés. Se trata de saberse organizar y sacar tres comidas en una hora y media como mucho. Empiezas por el plato de larga cocción. Cuando esté colocado encima del fuego, pasas a la comida para el lunes, más elaborada pero que estará resuelta a la vez que la otra. Cuando se esté cocinando, preparas la salsa para la pasta del martes. Y ¡voilá trendrás los tres platos listos a la vez!

Subscribir

Si quieres estar informado de nuestras publicaciones suscríbete a nuestro boletín, que lanzaremos en un futuro.

Thank you! Your submission has been received!
Oops! Something went wrong while submitting the form.
June 13, 2021

Curry verde vegano

Personas
4
Unidades
Tiempo
h
40
min
Curry verde vegano

Soy una gran fan de los currys, de todos los países y de todos los colores. Admito de todas formas, que tengo cierta predilección por los tailandeses, seguramente por su característico sabor a cítrico, debido a la genial combinación de la lima, lemon grass y lima kaffir. Estos tres ingredientes juntos consiguen dar un frescor único al plato que de esta manera se deja comer en cualquier época del año. Algo que quizás me costaría más con un curry indio, que a mí personalmente me resulta más pesado.

El curry verde es el más picante de las variedades tailandesas. Todavía recuerdo con morbo el que comí en la isla de Koh Chang entre lágrimas y retortijones. Aún así sigue siendo mi favorito y, al fin y al cabo, no pasa nada por quitarle la mitad de los chiles que se deberían utilizar para su elaboración. La esencia sigue siendo la misma y mi colon está a salvo.

Para que fuera totalmente vegano he sustituido la carne por tofu y para la pasta de curry no he utilizado los camarones secos y la típica salsa de pescado "nam pla", ingredientes bastante recurrentes, por no decir imprescindibles, en la cocina tailandesas. De hecho, ¡que tengan cuidado los veganos que viajen a Tailandia!: la mayoría de los platos hechos a base de verduras llevan también estos ingredientes. Pero como la mayoría de platos se hacen al momento, con solo pelearse un poco con el cocinero, y sobretodo hacerse entender, podéis conseguir que no los utilicen.

Si tenéis algunas dudas sobre los ingredientes utilizados podéis consultar mi artículo "mis básicos para cocinar thai".

¡Qué disfrutéis de la receta!

Ingredientes

  • 250gr de tofu firme
  • 4 berenjenas baby
  • 6 champiñones
  • 2 hojas de lima kaffir
  • 1 tallo de lemon grass
  • 1 lata de leche de coco

Para la pasta de curry:

  • 3 cdas de hojas de cilantro
  • 1 diente de ajo2 chalotes
  • 1 trozo de jengibre fresco
  • 1 cdta de semillas de comino y cilantro
  • 1 cdta de nuez moscada
  • 3 chiles verdes

Elaboración

Procesar en una picadora eléctrica los ingredientes de la pasta de curry, añadiendo un poco de agua, para obtener una mezcla homogénea.

Cortar el tofu en cubos, las berenjenas en cuatro partes y los champiñones en láminas.

Calentar dos cucharadas de aceite de girasol en una olla y agregar la pasta de curry. Dejar sofreír unos 5’ y a continuación añadir el tofu. Mezclar para que se impregne bien. Añadir la berenjena, los champiñones, el lemon grass cortados en tres partes y las hojas de lima kaffir. Sazonar con sal y mezclar bien. Añadir la leche de coco y tapar. Cocinar durante unos 30’ a fuego lento.

Notas