Miércoles

El día de los platos que se cocinan solos

Guisos, potajes, sopas y asados son platos de preparación breve y larga cocción. Solo hay que estar al tanto de que no se queme la comida y por eso hay que cocinar a fuego lento y controlar  que los alimentos estén bien hidratados. Mientras tanto puedes atender a tus hijos, planchar, contestar a los mails "pereza" o mirar el capítulo de la serie del momento. Aunque en realidad, para ganar tiempo y tener la noche del martes libre, ya lo preparo el domingo y así tengo este 3x1 que me quita de mucho estrés. Se trata de saberse organizar y sacar tres comidas en una hora y media como mucho. Empiezas por el plato de larga cocción. Cuando esté colocado encima del fuego, pasas a la comida para el lunes, más elaborada pero que estará resuelta a la vez que la otra. Cuando se esté cocinando, preparas la salsa para la pasta del martes. Y ¡voilá trendrás los tres platos listos a la vez!

Subscribir

Si quieres estar informado de nuestras publicaciones suscríbete a nuestro boletín, que lanzaremos en un futuro.

Thank you! Your submission has been received!
Oops! Something went wrong while submitting the form.
July 25, 2021

Crema fría de calabacín vegana

Personas
3
Unidades
Tiempo
h
40
min
Crema fría de calabacín vegana

A pesar de que comería sopa caliente en cualquier época del año, a estas alturas del verano apetece también una buena crema de verduras de temporada, bien refrescante y light. La receta no tiene mucho secreto. Además de rápida, no requiere especiales habilidades culinarias: dos calabacines de toda la vida cocinados en agua hirviendo. Eso sí, para complacer también al sentido de la vista podemos buscar unos "toppings" originales para enriquecer el plato y de paso hacerlo más bonito.

Yo me he decantado por unos pistachos desmenuzados que siempre me aportan alegría a la comida. Un mix de setas que tenía olvidadas en el congelador y el toque de la nata que no falla nunca en una crema de verduras. En este caso he utilizado una vegetal hecha a base de trigo sarraceno, así he conseguido un plato 100% vegano. Pero lo que marca definitivamente la diferencia es la menta. Un ingrediente que no sólo casa perfectamente con el calabacín, sino que aporta ese frescor tan característico al plato. Por cierto, no descartaba ponerle también limón, de haberlo tenido.

Si tenéis miedo de quedaros con hambre siempre podéis incrementar el plato con algún cereal hervido como bulgur, cebada, espelta o arroz.

¡Buen provecho!

Ingredientes

  • 2 calabacines
  • 1 puerro
  • 2 ramas de menta
  • 3 cdas de nata vegetal
  • 150gr de setas mixtas
  • 1 diente de ajo
  • 2 cdas de pistachos

Elaboración

Cortar en trozos los calabacines y el puerro. Colocarlos en una olla, cubrir con agua, sazonar con sal y cocinar durante 20' después de que hierva.

Mientras tanto picar el ajo y saltear las setas en una sartén con un poco de aceite. Si son congeladas, estarán listas en 5'.

Cuando la sopa esté fría añadir la menta y procesar con una batidora de mano hasta que se haga una crema. Añadir la nata vegetal y colocar en la nevera.

A la hora de comer, añadir las setas y los pistachos picados gruesos.

Notas