Viernes

Cuando no hay tiempo (y la nevera llora)

Llega el viernes y solo quieres que se acabe la semana. Salen moscas de la nevera y lo más probable es que a la hora de comer te pidas un Glovo. Mi propósito aquí es sugerir recetas que se puedan hacer, la misma mañana antes de ir a trabajar, que sea la oficina o el salón de casa.

Ensaladas de pasta, arroz o verduras, son recetas que se pueden hacer mientras preparamos el desayuno.

Por otro lado nos encontramos con la nevera llena de sobras y antes de tirar comida, mejor reciclarla. Como dicen las abuelas: ¡de los restos salen siempre las mejores recetas!.

Por último, si te olvidaste de poner el despertador y el tiempo se te viene encima, tendrás unas opciones de platos que se puedan armar comprando provisiones de camino al trabajo.

Subscribir

Si quieres estar informado de nuestras publicaciones suscríbete a nuestro boletín, que lanzaremos en un futuro.

Thank you! Your submission has been received!
Oops! Something went wrong while submitting the form.
August 15, 2021

Carpaccio de emperador

Personas
2
Unidades
Tiempo
h
15
min
Carpaccio de emperador

El "carpaccio" de pescado es una recetatípica italiana que emplea rodajas de pescado crudo aliñadas con una emulsión a base de aceite y limón. Hay quien a la salsa le añade también mostaza o mayonesa, siguiendo la tradicional receta del "carpaccio" de ternera inventada por el propietario del Harry's Bar de Venecia, Giuseppe Cipriani. El pobre se las tuvo que ingeniar cuando una condesa anémica le comunicó que sólo podía comer carne cruda. Así que cortó la ternera en láminas muy finas, las aliñó con dicha emulsión, y acabó el trabajo con una lluvia de parmesano cortado en escamas.

Con el tiempo el concepto de carpaccio se ha trasladado también al pescado, que puede ser del más variado: lubina, dorada, rape, corvina, emperador y muchos más. Yo soy especialmente fan del emperador simplemente por la facilidad que ofrece a la hora de cortarlo en láminas.. El truco está en comprar una rodaja bien gruesa (unos 7 cm mínimo), congelarla si ya no lo está, y cortarla cuando todavía esté dura. Intentar cortar un emperador fresco puede ser un fracaso, aunque siempre queda el plan B de un buen tartar.

El plato suele ser utilizado como entrante, pero en estos días de verano me parece más que suficiente ya que no me apetece comer pesado. Además mis vacaciones ya se han acabado y soy la clásica pringada que trabaja en agosto. Así que mejor mantenerme ligera para que no se me caiga la cabeza frente el ordenador.

¡Buen provecho!

Ingredientes

  • 400gr de emperador congelado en bloque único
  • 6 tomates cherrys
  • medio hinojo
  • el zumo de un limón
  • 1 pizca de orégano
  • 1 rama de eneldo
  • sal y pimienta
  • 2 cdas de aceite

Elaboración

Cortar el emperador cuando todavía esté congelado en lonchas finas. Distribuirlas encima de un plato y aliñar con el zumo de limón, una cucharada de aceite, la sal y el orégano.

Cortar el hinojo en láminas finas con la ayuda de una mandolina. Aliñar con una cucharada de aceite y el orégano. Mezclar bien y colocar en el medio del plato.

Acabar de decorar con los cherrys cortados por la mitad y el eneldo.

Notas