Lunes

El día de los platos elaborados

Los lunes son días duros, así que mejor afrontarlos sabiendo que te espera una comida riquísima en el tupper. Por eso los platos del lunes pueden ser más elaborados, ya que se dispone del fin de semana para prepararlos y así, si trabajas fuera de casa, le vas a dar un poco de envidia a tus compis.

Mi momento favorito para dedicarle tiempo a la cocina y a organizar la comida de la semana es el domingo por la mañana. La compra está hecha y ya he tenido el sábado para descansar. Así que me pongo manos a la obra y aprovecho para elaborar grandes bandejas de lasañas, canelones, crepes, al mismo tiempo que albóndigas, burguers o ñoquis.  

Está claro qué rápido no es, pero estos platos están pensados en función de conseguir múltiples raciones que van directas al congelador. Así que en los momentos de más estrés, solo hay que sacar el tupper del congelador.

Subscribir

Si quieres estar informado de nuestras publicaciones suscríbete a nuestro boletín, que lanzaremos en un futuro.

Thank you! Your submission has been received!
Oops! Something went wrong while submitting the form.
January 24, 2021

Cardos con gambas

Personas
3
Unidades
Tiempo
1
h
40
min
cardos con gambas

Mis primeros y últimos cardos del año. Con lo que me ha costado cocinarlos la próxima vez tendré que pedir un día de vacaciones... no recordaba que tardaban tanto, suerte que me he puesto a ello un domingo. Mientras tanto he limpiado el piso, cepillado a mi gata, llamado a mi madre, preparado otros dos tupper y estos seguían hirviendo.

Obviamente la llamada a mi madre era un S.O.S. y creo que merece la pena relatarla:
- ¡Mama! Llevo una hora hirviendo cardos y siguen como piedras.
- ¡Ay qué ricos los cardos!
- Sí es verdad, pero ¿por qué no se cocinan?
- A tu padre no le gustan (suspiro).
- Mama?
- ¿Sí?
- Los cardos...
- ¿Estaban bien de precio?
- (la qué suspira ahora soy yo)

Evidentemente mi madre no es la persona más indicada para llamar en caso de emergencia. Pero después de unos cuantos suspiros más y un relato detallado de como había pasado la mañana me dio a saber que quizás mi gran error ha sido no quitarle bien (pero muy bien) los filamentos. Lo hice en plan rápido tirando de ellos, pero así se rompen y se quedan dentro. En cambio hay que pasar la lama del cuchillo por encima de la penca, como si se cortara un jamón, y así sacar cada filamento.

Resumen: no hagas planes el día que decidas cocinar cardos. ¡Que tengas un buen día!

Ingredientes

  • 1 cardo
  • 250gr de gambas congeladas
  • 1 patata
  • 1 puñado de almendras
  • unas hojas de menta
  • 2 cdas de aceite de oliva
  • 1 cda de harina de avena
  • medio limón
  • sal al gusto

Elaboración

Llenar un bol con agua y exprimir el limón.

Limpiar el cardo: separar las pencas del tallo. Con la ayuda de un cuchillo cortar los hilos (que no quede ni uno) y cortar las partes laterales. Quitar también la "piel" de la parte cóncava ya que es amarga. Cortar en trozos de unos 4 cm y colocar en el bol.

Ahora hay que cocinarlo: llenar una olla de agua con sal y poner a hervir. Añadir el cardo, la patata entera, la harina y la sal. Cocinar durante unos 15'. Si el agua se amarga hay que cambiar de agua y volver a hervir. Cocinar durante una hora u hora y media (la patata se retira cuando esté tierna).

Mientras tanto descongelar las gambas y preparar una picada de almendras con menta.

En una olla de barro calentar el aceite. Sofreír la cebolla picada fina y añadir el cardo junto con la patata cortada en trozos pequeños. Si es necesario, agregar un poco de sal. Mezclar bien y cocinar durante unos 10' para que los ingredientes liguen entre sí. A media cocción cubrir con la picada de almendras.

Saltear las gambas en una sartén a parte y añadirlas al final.

Notas